El rejuvenecimiento debe empezar desde dentro

El cuidado femenino va mucho más allá del aspecto estético. El rejuvenecimiento y la belleza forman un concepto integral que, para alcanzarlo, se debe trabajar desde dentro.

En un contexto en el que la estética, los cuidados y los filtros están a la orden del día, cada día hay más mujeres que quieren sentirse más jóvenes a través de tratamientos de belleza.

Tras dos décadas de experiencia como profesional en el mundo de la ginecología y el constante contacto con el cuerpo femenino, la doctora Alfonsina Uriburu ha podido comprender cómo viven las mujeres la etapa de la menopausia. Los cambios hormonales que esta conlleva acarrean una serie de cambios físicos que hace que muchas de ellas opten por tratamientos estéticos. La experta explica que la gran mayoría de pacientes que acudían a ella pretendían encontrar soluciones mágicas, que realmente tenían resultados efímeros. «Noté que la medicina estética tradicional se enfocaba solo en lo que se veía, ofreciendo parches concretos que no mantenían en el tiempo verdaderos resultados que les hiciera sentirse rejuvenecidas.” Siempre enfocándose en la salud de la mujer, la doctora comenzó a centrarse en la regeneración funcional y la medicina estética para ofrecer tratamientos innovadores. “Dejé de ver solo la punta del iceberg de la estética para entrar de lleno en un concepto más profundo: la Juventud Femenina.”

Existe una tendencia de centrar la belleza únicamente en lo que los demás pueden ver a través del tratamiento de zonas muy específicas. Tal y como explica la experta, este rejuvenecimiento es irreal: “la juventud debe empezar desde dentro y hacia la superficie, en función de cómo te quieres ver y cómo quieres lucir”.

Siguiendo esta línea, la Clínica Femme recurre a un método de Medicina Estética Integral de la Mujer que tiene el objetivo de reducir los años biológicos. Se trata de una técnica de rejuvenecimiento real que va mucho más allá que aquella medicina centrada en rellenar pómulos o quitar arrugas. La Dra. Uriburu pone la atención en los 4 puntos donde los signos del envejecimiento prematuro se hace más evidente para las mujeres: corporal, de suelo pélvico, facial y capilar. “No se trata únicamente de verse joven, también de sentirse y vivir joven”. De esta forma, la experta consigue encontrar la juventud desde todas sus vertientes, escapando de los tratamientos diseñados para mejorar únicamente la faceta exterior. Para conseguirlo, conocer los objetivos, necesidades y metas de las mujeres es imprescindible. Mediante este modus operandi personalizado, Uriburu ha revolucionado la estética a través de su método. “Conseguimos que las mujeres sean 10 años más jóvenes biológicamente, pero sin cambiarlas: siguen siendo ellas”, afirma.

Este aspecto es fundamental para ganar la confianza en la imagen propia. La Medicina Estética Integral consigue que las pacientes se sientan bien, abracen su belleza y reconozcan la imagen que ven en el espejo, siempre respetando su aspecto físico. “Para ser realmente joven, una mujer debería verse y sentirse así incluso cuando se apaga la luz” asegura la experta.

Todas las mujeres deciden qué edad quieren aparentar y cómo quieren lucir y esto se puede lograr optimizando los aspectos mejorables hasta llegar a la juventud real. “Siempre siendo realmente tú. Un resultado de rejuvenecimiento totalmente natural basado en tu propia apariencia juvenil.”

Femme cuenta con sedes en varias clínicas de Galicia, como Milladoiro, Gondomar, Moaña, Lalín y Boiro, entre otros. Recientemente el centro de Vigo abrió sus puertas en la Calle Príncipe, 43. Este cuenta con las técnicas y tecnología de vanguardia de la medicina estética. Aun así, lo más relevante según los pacientes es el equipo de profesionales liderado por Alfonsina Uriburu.

A lo largo de este mes de febrero, la Clínica Femme de Vigo brinda un 10% de descuento para todas aquellas personas interesadas en conocer el método para tratar la juventud de forma integral.